C Mo Citar En El Equipo De Trabajo

Organización para 3d gratis

Los teóricos de la escuela de Cambridge veían en los gastos máximos la suma de los ingresos que pasan en propiedad a los propietarios de los ciertos factores de la producción. Han incluido aquí el sueldo, el por ciento al capital monetario y los ingresos empresariales.

La concepción, adelantada por la escuela de Cambridge, de los gastos de la producción no concordará con la realidad. Ya que es evidente que las emociones negativas o la abstención no tienen por sí mismos ninguna fuerza creadora, no pueden ser la fuente ni el producto, ni los ingresos. Los juicios subjetivos del capitalista de trabajo y monetario no son conmensurable claramente. De ellos es imposible conducir bajo el común denominador en forma de los gastos de la producción.

Debe mirar las elaboraciones de la escuela de Cambridge de dos partes. Si ver en ellos la explicación del mecanismo interior de la formación de precios durante el capitalismo, se hace claro una serie de los defectos de principio, la desfiguración de la realidad. Se manifiesta aquí su aspecto ideológico. Pero se puede acercarse a estas investigaciones y de otro punto de vista, habiendo prestado la atención a su aquella parte que se refiere a los problemas concretos que surge en los mercados mercantiles. Es posible descubrir Aquí los momentos realistas, encontrar los resultados científicos que tienen el valor práctico.

Cuando se trata de la perspectiva a largo plazo, el papel pasa básico las fuerzas a la proposición y los gastos monetarios, vinculados a él, de la producción. Es más largo el período analizado del tiempo, es más fuerte su interacción en comparación con la influencia de la demanda. Por A.Marshall, la causa es que la producción determina el movimiento de las necesidades, que luego actúan en forma de máximo y la demanda.

Los ingresos empresariales se descomponían en dos partes. Primero era examinada como la compensación del empresario por la dirección de la producción (aquí los razonamientos se basaban también, tanto como en caso del obrero racional), y segundo actuaba en forma del pago por el riesgo, vinculado con el trabajo al mercado desconocido.

De las reformas de Cambridge ha comenzado el tránsito universal de los economistas burgueses a la vía del estudio de las correlaciones funcionales entre los fenómenos económicos. Apoyando en este principio, A.Marshall trataba de dar haz las teorías la orientación práctica, llenando sus elaboraciones económico-matemáticas de los problemas concretos del mercado.